Relatos infanto - juveniles I

Un registro sobre algunos relatos que me gustan para regalar, regalar-se y usar de material como recursos terapéuticos para acompañar procesos.


LA NIÑA QUE ILUMINÓ LA NOCHE


- Yo te presentaré a la Noche

Ella apagó la luz de entrada.

- Ves - le dijo - No estoy apagando la luz. Simplemente estoy encendiendo la noche. Se la puede encender o apagar igual que una lámpara con la misma llave de luz.

¿Quién puede escuchar a los grillos con las luces encendidas? Nadie.

¿Quién puede escuchar a las ranas con las luces encendidas? Nadie.

¿Quién puede ver las estrellas con las luces encendidas? Nadie.

¿Quién puede ver la luna con las luces encendidas? Nadie.


Fragmentos del cuento escrito por Ray Bradbury (1955). Traducido al castellano por Amelia Hannois e ilustrado por Juan Marchesi (1972) por Ediciones de la Flor, Argentina.


¿Qué enseñanzas te trae la noche?

¿Qué descubres bajo la luna y las estrellas?

Qué valioso aprendizaje de que ambos opuestos-polos son necesarios. La luz en la oscuridad, la oscuridad en la luz.

Un bello cuento con maravillosas ilustraciones para trabajar cuando aparece el miedo nocturno.


LA NIÑA QUE NUNCA COMETÍA ERRORES

Autores: Mark Pett, Gaby Rubinstein. Traducción por Míriam de las Heras Rodríguez e Ilustración por Mark Pett


Algunas reflexiones y preguntas que me surgen... ¿Qué es un error? ¿Qué prejuicios aparecen? ¿El error es necesario para el proceso de aprendizaje? ¿Quién determina cuándo hay un error? A veces el error es concebido desde algo que paraliza, castiga, culpabiliza, cierra la puerta, deja en evidencia la falta, crítica y juzga. Otras veces se lo concibe como posibilitador de cambio, evidencia del movimiento dentro de un proceso, lo necesario para que algo nuevo surga.


¿Qué sucede si le damos lugar al llamado "error" - entre comillas-? Quizás nos encontremos con un abanico de posibilidades, con la diversidad, con la otredad. Y así, dejaría de tener una etiqueta negativa. Hay muchas personas que no se permiten equivocarse y aparece una exigencia - sobre exigencia muy grande. Un ideal inalcanzable de la "perfección".


Hace un tiempo que me encuentro trabajando este cuento en consultorio, y me sorprende que les sorprenda que está "bien" equivocarse y no pasa nada "malo" . El error como posibilitador y donde aprendemos en la experiencia.


EL MONSTRUO DE COLORES

"El Monstruo de Colores" por Anna Llenas. Sin duda, este libro es uno de mis favoritos para abordar el reconocimiento, registro y la expresión de las emociones.


La alegría (amarillo) nos dispone a hacer cosas, a relacionarnos, a compartir, a tomar iniciativas, a la acción constructiva.

La tristeza (azul) es una emoción que invita a la reflexión y a deternos para prestar atención a algo que nos sucede. Necesita tiempo y paciencia. Da valor a lo que nos importa.

El enojo (rojo) tiene una función defensiva, de diferenciación, de supervivencia, muestra la necesidad de límites saludables, actuar ante una injusticia.

El miedo (negro) advierte del peligro, invita a actuar con prudencia.

La calma (verde) tiene la función de restablecer el equilibrio, permite descansar y reponer fuerzas. Proporciona un estado de coherencia interna. Ayuda a afrontar los cambios que se presentan.


Todas las emociones son válidas y necesarias. No hay emociones "negativas" o "positivas", tal dualismo nos pone en el lugar de los juicios donde se sobrevaloran unas más que otras. Lo valioso es recuperar la funcion y el lugar de cada una. Gestionar en lugar de "controlar".


EMOCIONARIO


Me encanta esta lectura, sobre todo en el trabajo con adolescentes, donde la propuesta es registrar y reconocer lo que nos pasa. A veces no sabemos qué es, nos confundimos o minimizamos lo que sentimos. Considero fundamental dar lugar a la emoción y al sentimiento. Desde la empatía y la comprensión. Se presenta a cada emoción enlazada con otras, e imagenes representativas de cada una. Útil como ejercicio de proyección.


TRISTEZA, MANUAL DE USUARIO

La tristeza es una emoción que invita a la reflexión y a deternos para prestar atención a algo que nos sucede. Necesita tiempo y paciencia. Da valor a lo que nos importa. Este es un bellísimo libro que ilustra lo que a veces sentimos cuando estamos tristes, y de la importancia de darle lugar para poderla recibir, expresarla y luego dejarla ir.


DIARIO DE LAS EMOCIONES

Otro gran recurso para trabajar las emociones. Qué importante que es el arte como vehículo para expresión, tan necesario que nos permite dar lugar a lo que sentimos, a no juzgarnos como algo "positivo o negativo", sino como parte de la experiencia y la existencia misma.

Quizás, encontremos que hay diversidad de colores en el medio, distintas formas y que cada persona encontrará la suya. Crear es ser y hacer, estar en contacto ahí con lo que va surgiendo. Es exteriorizar lo subjetivo, mis pensamientos, imágenes, sentires. Es poner en movimiento. Es dejar esa huella con lo que soy-siendo aquí y ahora.


VACÍO


Un bellísimo relato ilustrado para validar y dar lugar a las emociones sentidas ante la incertidumbre, la angustia, los procesos de pérdida, de duelo y la sensación de vacío. Un reencuentro con el mundo interno, un reencuentro ante lo que parecía imposible.


"Una vida apacible y feliz puede verse truncada de repente por la toma de conciencia de un gran vacío, un agujero que nos atraviesa el pecho y nos lanza de inmediato a una forma de vida que no sabemos cómo llevar. Esto es lo que le pasa a la protagonista de esta historia, una niña feliz que, tras sufrir una inesperada pérdida, descubre en su interior un gran vacío. Este hecho la llena de tristeza y pesadumbre y la lleva a salir en busca de posibilidades para cerrarlo y volver a ser como antes. El desasosiego que le produce comprobar que no existe nada que pueda eliminarlo para siempre la conducirá a una profunda tristeza que le servirá para despertar a una nueva realidad: la solución para llenar ese vacío está en el interior de ella misma. Asumir este descubrimiento, y aceptarlo con felicidad, servirá a la niña no solo para estar mejor consigo misma, sino para acercarse a los demás tal cual, sin artificios. Anna Llenas pone de manifiesto la importancia de un proceso del que merece la pena tomar conciencia después de sufrir una pérdida: existe un vacío en la personas, llenarlo no es posible fuera de nosotros mismos, y todos y cada uno de los seres humanos tenemos o tendremos un vacío, único, especial, y en mayor o menor medida mágico" (...).


GATO NEGRO, EL FELINO DE LA BUENA SUERTE


Un hermoso texto para trabajar el autoapoyo, la autoconfianza, encontrar propios recursos y fortalezas internas. Un texto que puede ser usado como disparador y acompañar procesos, para visibilizar emociones, para regalar o regalar-se.



ENLACES





Entradas recientes