top of page

La pequeña danza

La pequeña danza, aquella sensible bajo de la piel, el registro de lo que se mueve internamente, la percepción de lo que estoy sintiendo. El punto cero, de preparación-incubación-registro del danzante.


La pequeña danza, el soporte, sistematizada, propuesta por Steve Paxton, un puente, una ventana que se abre a la escucha de la corporalidad, al observar.


La pequeña danza que maravilla al contemplar el universo de lo que cada persona es, lo que el cuerpo es, lo que el cuerpo soy.


Registro mi respiración, mis latidos, mis apoyos, la posición de mis extremidades, las fuerzas que interactúan, los circuitos que transitan entre la diversidad del mundo que soy, la circulación de lo que me atraviesa. Una práctica habitual de entrenamiento consciente.


Tampini (2021) señala que la pequeña danza "consiste en permanecer de pie en estado de relajación observando los movimientos de ajuste y acomodamientos que tienen lugar en el cuerpo para mantenerse erguido."  (p. 118) siendo así la conciencia que observa, la conciencia siendo testigo. La propuesta entonces parte de una mente que atestigua, en lugar de ejercer el control sobre el movimiento de forma directa. En este sentido, se deja abierta la posibilidad de sorpresa (Tampini, 2021).


La observación de los movimientos que surgen y emergen, la atención plena de estar presente atestiguando lo que sucede. El darse cuenta desde observar mi mundo interno en relación con el entorno, donde este "entrenamiento pasa por aprender a jugar en el no-saber" (Tampini, 2021, p. 123).


La pequeña danza la encontramos:

  • En ese -punto 0- de escucha para desplegarnos

  • Una instancia de quietud en movimiento para registrar lo que sucedió luego del despliegue (los -entre-)

  • Una instancia para dejar que decante lo danzado y se encarne en la experiencia.


La propuesta es escuchar tu pequeña danza, los micromovimientos, el antes, el punto cero, los ajustes que tu cuerpo pone en movimiento desde el movimiento. Registra, estando de pie, puedes cerrar los ojos para que la mirada interna se active aún más, y quizás desde allí desplegar tu danza hoy.


Nos encontramos desde el movimiento




Bibliografía


Tampini, M. (2021). Epistemologizar la mirada. Volviendo sobre la forma CI. En Bardet, M., Tampini, M., Zuain J., (comp.) Improvisación en danza. Traducciones y distorsiones (pp. 110-125, 2022). Editorial 2 (da) en Papel.


Comments


Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
bottom of page