top of page

Relatos infanto juveniles II

Registros de relatos utilizados en espacios de psicoterapia, un viaje a mundos diversos y como material muy útil para trabajar varios temas y contenidos, ya sea con población infante juvenil y/o adulta.


QUIERO SER COMO TÚ - QUIERO SER COMO YO

Para trabajar con población infanto juvenil, y ¿por qué no? con población adulta también. Un cuento que deja como reflexión "volver a casa". Entre tanto ideal, los debería, lo impuesto, y el rechazo hacia sí...se propone un encuentro con el autoapoyo y propios recursos personales.

Una mirada hacia el -sí-mismo-, en relación con el entorno, una mirada sobre el autoconcepto saludable, el reconocimiento de fortalezas, límites y aspectos a continuar desarrollando.




EL PUNTO

El espacio potencial donde la persona puede expresarse desde un lugar seguro y acompañado. No es dejar a la deriva, tampoco sobre exigir. Es una distancia óptima que permite el desarrollo de recursos.

Un relato para trabajar sobre autoapoyo, confianza, empatia. A veces ese pequeño gesto que haces... en una clase como docente, en un espacio terapéutico, en una charla, puede ser muy valioso. Brindar herramientas para que la persona encuentre su propia forma.



VARIOS RELATOS PARA TRABAJAR LA IRA

"El trabajo con la ira se parece a una espiral. En la medida en que el niño se siente seguro, con fuerza interior, a través de actividades que estimulan y fortalecen los sentidos, el cuerpo y el yo, él puede expresar su rabia. Entonces aparece la resistencia, ya que no tolera abrirse más. Proseguimos el trabajo dándole oportunidades para adquirir más fortaleza interna y expresarse más. Este proceso continúa hasta que el niño logra suficiente integración y fuerza como para mantener y sostener mayores niveles de expresión. La espiral sigue ascendiendo hasta que el organismo del niño asume su curso natural y desarrolla una autorregulación sana"

Palabras de Violet Oaklander - El Tesoro Escondido


Es un eslabón importante trabajar la emoción del enojo con población infanto juvenil, ya que esta suele ser catalogada como "negativa" por la sociedad siendo reprimida y negada su expresión donde se aprende a que no se debe enojar. Sin embargo, la sana manifestación es necesaria. Reconocer, aceptar y expresar. Es una manera de afirmar el sí mismo (...) "la expresión de la ira es una expresión del yo".


Como ya he mencionado en otra oportunidad, desde el Enfoque Gestáltico no se refiere a las emociones como "buenas/malas, positivas /negativas", sí pueden ser agradables o desagradables, son parte de la vida y todas tienen una función. También prefiero el término "gestionar - autorregular" en lugar de "controlar la emoción". Desde el darse cuenta podemos ir haciendo un registro entre los tres mundos: interno, externo y zona de fantasía. El cuerpo vuelve a tener un protagonismo fundamental para reconocer las emociones. Podemos dibujarla, proyectar en un juego simbólico, hacer una escena en la caja de arena, trabajar con la arcilla, diálogo con la emoción, lista de las cosas que me enojan (o no me gustan), y demás.


Comparto algunos relatos infanto juveniles que uso en consultorio para trabajar la emoción de la ira.


Y vos...

¿Cómo expresas tu ira? ¿Qué te sucede cuando observas esta expresión en los demás? ¿Dónde ubicas esta emoción en el cuerpo? ¿Cómo la visualizas? ¿Cómo la sientes?


Algunos de estos enlaces los encontrarás en el post "Relatos Infanto - juveniles I"


Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
bottom of page